TaxiVilaflor

CONOCE VILAFLOR DE CHASNA

HISTORIA

 

Etapa guanche: antes del siglo xv.

 

Antes de la llegada de los europeos en el siglo xvi el territorio de Chasna estaba habitado por los guanches, primeros pobladores de la isla, perteneciendo al reino o Menceyato de Abona.

 

El área del moderno término municipal quedaba fuera de la zona permanentemente habitada por los guanches del menceyato, siendo sin embargo una importante región de pastoreo y una zona de paso en la trashumancia de los ganados hacia los pastos de alta montaña.

 

 

Algunos investigadores consideran que Chasna conformaba una región característica dentro del menceyato, y que podía haberse encontrado en proceso de convertirse en una unidad territorial independiente de Abona a la llegada de los conquistadores.

Fotos de Javier “Acaimo”, Intérprete del Patrimonio y descendiente de guanches - 2017

Conquista y colonización: siglos xv y xvi.

 

Durante la contienda de conquista en 1496, las tierras altas de Chasna se convirtieron en refugio de guanches rebeldes o alzados.

Terminada la conquista comienza el proceso colonizador con el reparto de tierras y otros bienes entre los conquistadores y pobladores por parte del nuevo gobernador Alonso Fernández de Lugo. Aunque el antiguo reino guanche comienza a colonizarse desde 1498, lo hace en primer lugar en torno al Porís de Abona, radicando aquí el primer alcalde «de las partes de Abona». Sin embargo, entrado el siglo xvi, la preponderancia en la comarca pasa rápidamente al lugar de Chasna-Vilaflor.

Se considera que en 1525, Juana de Padilla, y su marido, el poblador catalán Pedro Soler, fueron los fundadores del pueblo de Vilaflor.

Pedro Soler y su mujer construyen una ermita dedicada a San Pedro Apóstol en 1533.

 

Antiguo Régimen: siglos xvii y xviii.

 

En 1614 se crea la escribanía de Chasna o de las Bandas de Abona, ya que hasta ese momento los vecinos debían acudir a La Orotava o Los Realejos para poder atender sus asuntos legales por el duro camino de Chasna, que ascendía por el pueblo, atravesaba las cumbres de la isla y descendía por el valle de La Orotava.

 

Entre 1615 y 1675 los Soler reedifican la ermita de San Pedro, dándole el cuerpo de iglesia moderno.

 

En 1626 nace en el pueblo Pedro de San José Betancur, más conocido como Hermano Pedro, primer canario santificado por la Iglesia Católica que fue misionero de Guatemala y fundador de la Orden Betlemita.

 

El historiador Juan Núñez de la Peña describe el lugar en 1676 de la siguiente forma:

 

CHASNA. El lugar de Chasna es el último lugar de esta isla, de muchos labradores y criadores, cogese mucho trigo, cevada, criase mucho ganado, poco vino, tiene razonable parroquia de S. Pedro, con un beneficiado, que tiene buena renta; hay alcalde, y un escribano, hay en él gente principal, tiene este lugar un convento de la orden de S. Agustín: por otro nombre llaman a este lugar Villa-Flor.

 

Juan Núñez de la Peña, 1676.

 

El historiador tinerfeño José de Viera y Clavijo dice de Vilaflor a finales del siglo xviii:

 

CHASNA, por otro nombre Villaflor, dista 2 leguas de Adeje y 13 de La Laguna. Es lugar arruado en una calle larga, aunque desigual y pendiente, por ser aquél un vallecito poblado de árboles frutales; pero, como es grande la altura, lo es también el frío. Allí nieva todos los inviernos. Por uno y otro lado empiezan las cumbres y los pinos. Las aguas son las más celebradas de las Canarias. Haylas agrias y medicinales. Es país feracísimo en trigo, si llueve a tiempo. Tiene buena iglesia parroquial, con cura beneficiado provisión del rey, y un convento de agustinos de 10 frailes. Su feligresía es de 2.586 personas, algunas en los pagos de San Miguel, Arona, Escalona, el Valle, Chiñama, Jama, Fonche, Aldea y Cabo-blanco. Hay 4 ermitas. Está aquí el término de Abona, que fué también corte de rey guanche; y es patria del venerable Pedro de San José Bethéncourt, fundador de los betlemitas en Indias.

José de Viera y Clavijo, 1772-1773.

 

El proceso desmembrador del viejo término de Chasna llega a su punto álgido entre 1796 y 1798 con la segregación eclesiástica primero y civil después de los lugares de Arona y San Miguel de Abona, así como por la agregación del caserío de Chiñama a Granadilla, quedando el término municipal de Vilaflor con su extensión moderna.

Etapa moderna: siglos xix y xx.

 

En 1812 surgen los ayuntamientos constitucionales con la proclamación de la Constitución de Cádiz. Vilaflor se constituye municipio, quedando definitivamente consolidado en 1836.

 

Durante el siglo xix, Vilaflor fue lugar frecuentado por viajeros y naturalistas como Philip Barker Webb o Sabino Berthelot, quienes acudían a realizar investigaciones al Teide por el Camino Real de Chasna.

 

En 1840 acontece en Vilaflor el asesinato del VII Marqués de la Fuente de Las Palmas, Alonso Fernando Chirino y del Hoyo Solórzano, por parte de un grupo de vecinos. Este asesinato se corresponde con el punto álgido del pleito sostenido entre el Marqués y el vecindario de Vilaflor por las tierras del Heredamiento de Chasna iniciado en 1826.

 

El desarrollo moderno de la localidad se acelera tras la construcción de las carreteras. La que conducía desde Granadilla al pueblo se termina en 1929, mientras que la que unía Vilaflor con La Orotava por la cumbre culmina su construcción en 1947.

Información de contacto

info@taxivilaflor.com

Calle Santa Catalina 42. Vilaflor. Tenerife España

+34 - 682.654.050

Copyright 2017 TaxiVilaflor.

Diseñado por:

Meritech.es